Menu

banner-las-palmas-top

El Isla de Tenerife Canarias cumple con el trámite

El Isla de Tenerife Socas Canarias se deshizo este viernes noche del Axarquía (97-78) en un partido que nació, creció y murió sumido en un tiovivo.
  Un tiovivo de emociones y de juego. De emociones, porque es imposible hacer una lectura del encuentro sin asociarlo a sus connotaciones más sentimentales, ésas que tuvieron que ver con el cariñoso tributo que el canarismo le brindó a Iker Urreizti pocos días después de que el base aurinegro anunciara su decisión de retirarse al cierre de esta temporada. Y de juego, porque el choque tuvo un sinfín de altibajos.

En medio de esos arreones de uno y otro bando que por momentos rozaron el correcalle, el grupo de Alejandro Martínez tuvo a bien encontrar siempre la respuesta oportuna a las reivindicaciones de talento de un rival peculiar por aquello de su condición de filial plagado de promesas irreverentes. El conjunto tinerfeño aceptó el pulso de un partido a tumba abierta, lo rompió de entrada y, aunque luego sintió de cerca el aliento de su adversario en varios amagos de remontada, lo cierto es que siempre acabó despejando cualquier duda tirando de repertorio.

El representativo cogió el mando del choque de entrada con una salida sin concesiones (11-1). Un par de triples de Sábat, dos penetraciones de Gansey y las apariciones interiores de Chagoyen y Guillén encarrilaron la contienda. El Canarias jugaba cómodo mientras que el Axarquía sufría para anotar y sólo daba señales a base de fogonazos. La clase del brasileño Carlinhos Cobos o el rebote ofensivo (nueve al descanso) mantenían a los malagueños aún a cierta distancia, a pesar de que un 2+1 de Fotis Lampropoulos tras un mate espectacular amagó con romper el partido antes incluso del descanso (27-12).

Los intentos del Axarquía por meterse de nuevo en la pomada encontraron siempre su contrapunto por parte tinerfeña. Un par de triples de Yáñez y Heras y una canasta in extremis de Sábat antes del receso permitieron por ejemplo irse diez arriba al descanso. A la vuelta, un par de acciones consecutivas de Chago, la seguridad de Guillén, la irrupción de un Gansey por fin cerca de su mejor versión o las muestras de un Heras cada vez más decisivo volvieron a amagar la ruptura.

El caso es que el Axarquía tuvo los arrestos de no tirar nunca la toalla, entre otras cosas porque les iba la salvación matemática, objetivo que acabaría alcanzando gracias a los resultados en otras canchas. Así las cosas, el enésimo intento de apretar otra vez el choque llegó a situar incluso un inquietante 81-73 en el electrónico, inquietud que duró lo que Martínez tardó en pedir dos tiempos muertos seguidísimos para que el equipo se rehiciera desde la defensa, aprovechara de paso una técnica a Paco Alonso y volviera a abrir ya una brecha definitiva.

Por el camino, en medio de tantos sobresaltos, Richi Guillén, lejos de contagiarse del tiovivo en que se empeñaba en convertirse el partido por momentos, firmó un choque casi impecable en el tiro (8/8 en tiros de campo y 6/8 en libres) para disparar su valoración (36 créditos y MVP de la jornada); al tiempo que Sàbat se hartaba de repartir asistencias (hasta nueve), Heras exhibía sus progresos camino de su plenitud física tras un calvario de lesiones y Gansey se animaba incluso a participar de la fiesta con una buena contribución ofensiva (7/9 en tiros de dos).

Todo esto, eso sí, aderezado con la otra lectura que tuvo el partido, la más importante, ésa que no conoce de números ni de estadísticas, sino que habla de un acto sencillamente de cariño y humanidad. El que le brindó la agradecida parroquia aurinegra a un hombre, Iker Urreizti, que en los últimos cuatro años ha defendido la camiseta canarista dando lecciones de honestidad y profesionalismo. Así, en medio de los cánticos de apoyo al donostiarra, que acabaría siendo incluso manteado por sus compañeros, moría un partido de vértigo bien resuelto en la cancha pese a lo movidito del guión, pero sobre todo nacía otro ejemplo más de los valores que encarna el canarismo en estado puro.

Fuente: tenerifedeportivo.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

volver arriba