Menu

banner-las-palmas-top

El Cabildo de El Hierro invierte 100.000 euros en subvenciones para paliar los efectos de la sequía

El Cabildo de El Hierro destina 100.000 euros en subvenciones para paliar los efectos de la sequía, según informó la Corporación insular en un comunicado.

Así, un total de 91 ganaderos de la isla de El Hierro se han visto beneficiados en la concesión de ayudas especiales destinadas a la compra de alimentos para sus cabañas y que tienen por objeto aminorar los graves efectos que está teniendo la carencia de lluvia en los campos herreños.

La partida presupuestaria destinada supera los 100 mil euros con subvenciones directas a los beneficiarios que llegan a alcanzar en algunos casos los 7 mil euros.

Por su parte, tal y como se argumenta en el expediente justificativo por parte del consejero del Área de Medio natural, Rural y Marino del Cabildo de El Hierro, Juan Rafael Zamora, las condiciones meteorológicas del año han sido especialmente adversas, con una sequía considerada como una de las peores de los últimos 75 años que se une a una profunda crisis económica.

Esta situación ha llevado al sector primario en su conjunto a una pérdida de renta muy importante "que ha hecho preciso habilitar líneas de ayudas específicas, como fue la cesión de terrenos para el cultivo de forrajes en la Finca Experimental de Frontera y ahora estas ayudas económicas para la adquisición de alimento ganadero".

Afecta de manera especial a la cabaña ganadera

Según el responsable de Medio Natural, la sequía afecta de manera especial a la cabaña ganadera insular en la obtención de alimento y el consiguiente encarecimiento del mismo, al desaparecer los pastos naturales y no haber cuajado la germinación del forraje sembrado por falta de lluvias.

"La situación —dijo— obliga a recurrir a forrajes y piensos importados que encarecen de manera sustancial los costos de mantenimiento de las explotaciones ganaderas, y por consiguiente, la pérdida de rentabilidad para el sector".

El consejero del Medio Natural destacó "que la fragilidad de un sector como el ganadero, que de por sí está supeditado a rentabilizar la comercialización de sus producciones y a convivir con fenómenos naturales adversos, como es una sequía, exige que la institución insular establezca medidas coyunturales y excepcionales para combatir estas situaciones precarias".

Fuente: 20minutos.es

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

volver arriba