Menu

banner-las-palmas-top

Siete ocupantes de la patera rescatada en Canarias murieron en el mar

Siete de las 49 personas que viajaban en la patera que fue rescatada el pasado domingo a 18 kilómetros de Gran Canaria murieron durante la travesía y sus cuerpos fueron arrojados al mar por sus compañeros, según ha revelado este miércoles el delegado del Gobierno, Enrique Hernández Bento.

La patera llegó a Canarias cinco días después de haber salido desde la costa de Cabo Bojador, en el Sáhara Occidental, con 42 supervivientes en tan mal estado, que hubo que trasladar a quince de ellos a centros sanitarios, donde uno falleció poco después.

Hernández Bento ha explicado que la Policía ha detenido a los dos presuntos patrones de la patera y tiene identificados a otros cinco, que posiblemente también serán arrestados, porque existen testimonios que les acusan de haber acaparado alimentos que negaron a sus compañeros de travesía.

El delegado del Gobierno ha precisado que, por ahora, no se ha podido concretar la identidad del resto de ocupantes de la patera, ni siquiera del inmigrante fallecido en el Hospital Insular. Hernández Bento ha felicitado a los agentes del Cuerpo de la Policía Nacional por la labor que han realizado en estos días para atender lo mejor posible a los inmigrantes y por hacer ver a la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias que era urgente derivarlos a los distintos hospitales de Las Palmas de Gran Canaria.

Debemos todos ponernos las pilas y actualizar los protocolos de actuación de los CIEEn su opinión, la situación que se vivió en la Comisaría de Maspalomas (San Bartolomé de Tirajana) tras la llegada de la patera fue "dantesca", ya que el estado en el que se encontraban algunos de sus ocupantes no se correspondía con la que se suponía que deberían tener tras haber sido dados de alta en los centros de salud.

El delegado del Gobierno ha destacado que este mismo miércoles tres de los inmigrantes que habían ingresado en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Barranco Seco han sido derivados a un hospital capitalino porque, aunque su vida no corre peligro, están tan débiles que no pueden ni levantarse de la cama. "Observo que sus heridas son de gravedad y que precisan atención en un centro médico", ha destacado Hernández Bento, quien ha informado al consejero de Sanidad Jesús Morera de la problemática y de la necesidad de su ingreso en el Hospital Insular.

En su opinión, las instituciones que están implicadas en este asunto deben revisar y actualizar ya sus protocolos de actuación, para que no se den situaciones como las que se han vivido en los dos últimos días porque "parecía que nadie quería hacerse cargo de unos inmigrantes que venían en un muy mal estado de salud". "De hecho, uno de los inmigrantes falleció esa misma noche en el Hospital Insular. Debemos todos ponernos las pilas y si hay que sentarse para diseñar un protocolo más adecuado al actual, desde luego por parte nuestra no va a quedar", ha agregado. 

Se triplica el número de inmigrantes llegados en patera

El número de inmigrantes llegados en pateras a Canarias se triplicó en 2015 con respecto a 2014, hasta cerrar el año con 874 personas rescatadas o interceptadas en sus costas y con indicios de que ya no solo parten de Marruecos y el Sáhara, sino también más al sur, desde Mauritania.

De acuerdo con cifras que facilita la agencia europea de Fronteras (Frontex), el año pasado llegaron al archipiélago canario en pateras o cayucos más inmigrantes que en los tres años anteriores juntos: 874 frente a 695 (170 en 2012, 250 en 2013 y 275 en 2014).

Desde Cruz Roja, el subdirector de migración, Jose Javier Sánchez Espinosa, señaló a 20minutos que una posible causa de este incremento podría ser el deterioro de la situación en el Sahel y la inseguridad alimentaria de la zona.

En su último informe anual sobre la situación del fenómeno migratorio en Europa, Frontex recuerda que Canarias llegó a ser hace diez años el principal punto de entrada de inmigrantes irregulares por mar en la Unión Europea, con casi 32.000 personas en 2006.

Por eso subraya que, a pesar del repunte de actividad que se ha detectado en las rutas hacia las islas, con un crecimiento del 217 % de 2014 a 2015 (599 personas más), las cifras de inmigración irregular por vía de pateras en Canarias son "irrelevantes".

A pesar del repunte, las cifras de inmigración irregular por vía de pateras en Canarias son "irrelevantes"

De hecho, a su juicio, la 874 frente a 695 de pateras o cayucos a Canarias sigue estando "efectivamente cerrada", lo que impulsa a las redes de inmigración ilegal a probar otras opciones, como la de embarcar personas en barcos mercantes, como polizones o con la complicidad de las tripulaciones, como ha detectado la Gendarmería senegalesa.

La mayor parte de las pateras que llegaron a Canarias en 2015 o que fueron rescatadas cerca de sus costas habían partido de Marruecos o del Sahara Occidental, desde las costas de Agadir, Sidi Ifni, El Oauatia (Tan-Tan), Tarfaya, El Aaiún, Cabo Bojador o Dajla.

Frontex considera que el grueso del tráfico de pateras que persiste entre la costa de Marruecos y del Sahara y Canarias no está organizado por mafias, sino por individuos concretos. "Los pasajes en las pateras suelen ser concertados por individuos que trabajan de manera independiente y sirven a clientes que han llegado por a la costa por su cuenta, sin recurrir a redes organizadas", apunta la agencia de fronteras de la UE.

Sin embargo, también remarca que las características de algunas barcas llegadas a Lanzarote, de pequeño tamaño y con muy pocos inmigrantes a bordo, sugieren que el principal objetivo de algunos viajes no era introducir personas en las islas, sino drogas.

Ruta hacia Canarias

La ruta hacia Canarias, recuerda Frontex, tiene un alto índice de devoluciones de los inmigrantes hacia sus países de origen, "lo que contribuye a que el números de salidas y el número de fallecimientos en ella sea bajo". "Aun así, al menos doce personas murieron en marzo de 2015 en dos incidentes distintos ocurridos con pateras que había partido desde Marruecos", añade.

Aunque el informe de Frontex (publicado este enero) apunta que la última llegada a Canarias de pateras desde Mauritania se remonta a junio de 2014, en las últimas semanas se han producido noticias que sugieren que su información al respecto puede no estar actualizada y que los inmigrantes vuelven a intentar zarpar desde ese país.

En diciembre, la Gendarmería de Mauritania detuvo al presunto organizador de dos cayucos con inmigrantes que han consiguieron llegar a Canarias desde las costas de ese país: uno a Gran Canaria en septiembre, con 38 personas, y otro a Tenerife en noviembre, con 18 personas, según informó la Guardia Civil, cuyos efectivos en Mauritania colaboraron en la operación.

Fuente

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

volver arriba