Menu

banner-las-palmas-top

Risco Caído de Gran Canaria Patrimonio de la Humanidad

El presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, ha presentado este viernes un plan centrado para que el complejo monumental de Risco Caído y los singulares espacios de montaña sagrados de los aborígenes se conviertan en Patrimonio de la Humanidad como referente mundial de arquestronomía.

Actualmente, recordó Morales en rueda de prensa, estos monumentos han conseguido incluirse en la Lista Indicativa Española de Patrimonio Mundial, si bien el objetivo es que este conjunto alcance el máximo reconocimiento de la UNESCO aproximadamente en el año 2019.

Para ello, aseguró que el Cabildo apoyará esta propuesta y en las acciones que ello conllevará, para lo que este año destinará además un total de 546.210 euros, entre partidas de Presidencia y Cultura, con el fin de avanzar en el estudio y proyectos.

Este espacio santuario, descubierto por Julio Cruz, se caracteriza según explicó el inspector insular de Patrimonio Histórico, José de León, porque se observó que durante el solsticio de verano "entra la luz —por un hueco que hay en la cúpula— y durante unas o dos horas va disminuyendo la luz y bañando una serie de triángulos y orificios".

Posteriormente, añadió, que se podrá observar que dicho fenómeno también se produce entre los dos equinoccios. "La luz del sol empieza a entrar en marzo y muere en octubre, pero se descubre con posterioridad que entra la luna llena en este periodo produciendo el mismo fenómeno", apuntó.

Asimismo, José de León señaló que durante dicho tiempo "la luz va cambiando de una luz rectangular a una luz aparentemente de mujer embarazada, con una forma antropomorfa, que va disminuyendo en el tiempo y va ocupando algunas casoletas y algunos elementos".

De esta forma, subrayó que lo que se quiere es "romper" también el concepto patriarcal de la historia, ya que "a lo mejor son mujeres de mediana edad la que hacían este tipo de ritos".

Arquitectura "perfecta" y fenómeno "inédito"

Este complejo monumental, que se encuentra en el entorno de los municipios de Artenara, Tejeda, Gáldar y Agaete, si bien aseguró que es difícil ponerle un data, sí que lo relaciona con una cultura aborigen insular, bereber, que se aisló durante unos 1.500 años y sobre los que destacó la arquitectura "tan perfecta" que realizaron, con un fenómeno iluminoso "absolutamente inédito".

Por ello, subrayó que el Risco Caído, que "está revolucionando" la propia perspectiva que los isleños podrían tener de su cultura aborigen, se podría convertir en "un paradigma mundial como Machupichu".

Ante las características de este complejo monumental, el plan integral 2016-2019, que tiene como fin último convertirse en Patrimonio de la Humanidad, pasará por concluir durante este año los trabajos de musealización del Centro de Interpretación de Artenara.

Este centro, avanzó el consejero insular de Cultura, Carlos Ruiz, se pretende abrir a finales de 2016, principios de 2017, con el objetivo de que se convierta en una "lanzadera" para difundir los valores de Risco Caído y para proyectar también el turismo cultural.

Añadió que no se pretende cerrar al público el Risco Caído real, que actualmente tiene visitas "muy limitadas", pero reconoció que se está analizando su situación y cómo afectan las visitas al monumento.

Actuaciones del plan

Por otro lado, el citado plan integral pretende trabajar sobre los cuatro ámbitos que integran la propuesta, compuesto por Risco Caído, Acusa, Sierra del Bentayga-Cuevas del Rey y Risco Chapí (Cuevas del Caballero y Cueva Candiles).

También se prevé la creación de una Comisión Permanente de Coordinación entre las consejerías insulares de Cultura y Patrimonio Histórico, Turismo y Medio Ambiente, así como con el Gobierno de Canarias, y de los ayuntamientos implicados para el desarrollo del expediente de la candidatura a Patrimonio de la Humanidad. Asimismo, el Cabildo quiere implicar en este proyecto a ciudadanos y colectivos vinculados a la Reserva de la Biosfera.

Además, se llevarán a cabo acciones de conservación, restauración y mantenimiento de los enclaves, así como ampliación de los estudios científicos, la mejora de los entornos, la adecuación de caminos, veredas y señalización, así como la culminación del expediente de Bien de Interés Cultural de los conjuntos restantes.

El Cabildo de Gran Canaria también seguirá con la política de nuevas adquisiciones para ampliar el patrimonio que engloba el espacio de Risco Caído, ya que una parte importante de estos bienes tienen titularidad públicas como es el caso de Risco Chapín o cuevas de Acusa.

Pasos a dar

Por último, De León señaló que el objetivo de que se designe a estos espacios sagrados Patrimonio de la Humanidad en 2019 se debe hay que dar una serie de pasos, siendo el primero de ellos el terminar el primer avance de expediente previsto para finales de 2016.

Posteriormente, se tendrá que remitir al Centro de Patrimonio Mundial, en septiembre de 2017, para que sea sometido a las correcciones pertinentes. Seguidamente, en febrero de 2018, se espera que el Estado remita formalmente el expediente definitivo de Risco Caído a la UNESCO y en primavera se tendrá que someter a auditorias externas de los órganos asesores de la UNESCO. Por ello, se espera que en 2019 se emita una decisión definitiva.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:

Fuente

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

volver arriba