Menu

banner-las-palmas-top

Detenidos por robar 60.000 euros y amenazar a un policía con una katana

La Guardia Civil ha detenido en Gran Canaria a tres hombres y una mujer como presuntos autores de un robo en el cruce de Arinaga, donde los ladrones sustrajeron 60.000 euros de una vivienda, hirieron a un vecino en su huída y amenazaron con una katana a un policía que los sorprendió.

Los hechos ocurrieron el pasado 30 de marzo y el Equipo de Policía Judicial de Vecindario fue quien inició la investigación bajo la tutela del Juzgado de Instrucción número 2 de Telde de lo que se denominó 'Operación Escachado'.

Los autores del robo accedieron a la vivienda de madrugada y trataron de forzar la caja fuerte, pero emprendieron la huida al percatarse de que los vecinos habían dado la voz de alarma. Sin embargo, lo suculento del botín les hizo volver al domicilio horas más tarde, consiguiendo en esta ocasión hacerse con unos 60.000 euros en efectivo.

Durante la huida fueron sorprendidos por otro inquilino del inmueble, un agente del Cuerpo Nacional de Policía que —uniformado pero desarmado— regresaba a su casa tras su jornada laboral.

El agente, junto a otros vecinos, lograron retener a uno de los ladrones, pero sus compinches regresaron de inmediato al lugar y, esgrimiendo una katana y una pata de cabra, consiguieron liberar a su compañero, resultando incluso herido uno de los vecinos.

Dos meses de investigación

Tras dos meses de investigación, la Guardia Civil consiguió identificar a los presuntos autores materiales del robo, procediendo en la mañana de ayer a efectuar tres entradas y registro de manera simultanea en dos vivienda ubicadas en el cono sur de la capital grancanaria, y de una tercera situada en San Fernando de Maspalomas.

El resultado fue la detención de cuatro personas, naturales de Gran Canaria, y durante los registros se hallaron numerosas pruebas, como varias armas blancas tipo katana y una pistola simulada que incriminan directamente a los presuntos autores con el robo investigado.

En los registrós también se halló una importante cantidad de drogas tóxicas que motivarán la imputación de delitos contra la salud pública. En concreto, se incautaron más de 800 dosis de cocaína, 3,6 kilos de hachis y 750 gramos de marihuana.

Además, durante la 'Operación Escachado' se han conseguido recuperar 33.000 euros y se ha desmantelado un laboratorio para el secado de la marihuana.

Amplio operativo

Lo complejo del operativo dispuesto y la violencia con que podrían emplearse las presuntos ladrones motivó un amplio despliegue de agentes en el entorno de los delincuentes, e incluso fue necesario el traslado desde Tenerife de agentes del Grupo Rural de Seguridad especializados en este tipo de intervenciones.

Agentes del Núcleo de Reserva de la Comandancia de Las Palmas y del Grupo de Intervención Rápida con base en Vecindario también participaron en el operativo, así como del Grupo Cinológico con sus perros adiestrados.

Con uno de los presuntos autores se tenía confirmado que podía encontrarse en el interior de uno de los domicilios registrados, pero finalmente se comprobó que lo había utilizado para ocultar su verdadera dirección y así evitar su localización.

Una vez forzada la puerta y una vez comprobado que los moradores no tenían ninguna relación con el operativo, fueron informados de cómo podían realizar la solicitud para la reparación de los daños ocasionados en la puerta, así como en el Juzgado que tutela la investigación.

La 'Operación Escachado' continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones en breve plazo de tiempo.

Fuente: 20minutos.es

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

volver arriba